¿PROBLEMAS CON TU WINDOWS 10?

El Windows 10 es un sistema operativo que nos acompaña desde ya un cierto tiempo y que no muchos AÚN le ven con buenos ojos….  Sin embargo debo mencionar que este sistema es en sí, todo lo que debió ser el Windows 8 y que fué, poniendo así el “remedio” con una interfaz más flexible, capaz y super funcional…Aunque muchos asi no lo crean.

Este sistema operativo Windows 10, combina lo mejor de los elementos tradicionales del Windows 7 con la modernidad que intentó ofrecer el Windows 8.  Ciclos de vida de sistemas operativos muy marcados así como pudimos apreciar al gran sistema que fue el Windows XP después de que Windows ME fuera una decepción, como cuando llegó el Windows 7 para remediar lo ocurrido con Windows Vista.

 

Ahora tenemos con este sistema operativo vigente, la mejor versión  de la Microsoft, que dependiendo del dispositivo que uses, llegarás al escritorio tradicional conocido o verás la pantalla de Inicio con las baldosas del Windows 8. con el nuevo menú de inicio del Windows 10 con un icono en la esquina inferior izquierda para abrirlo.  Para los que tenemos un dispositivo de mesa híbrido es decir, que nos permite usar el mouse y el teclado en algunas ocasiones y la pantalla táctil en otras, continuum es el nombre de la función de Windows 10 que cambia la interfaz del dispositivo dependiendo del uso que le des. Adicionalmente, la barra de tareas de Windows 10 también se transforma según el modo o dispositivo que usas.  La flexibilidad es lo que más gusta del Windows 10.  Y aunque no todos tenemos computadoras u ordenadores o dispositivos híbridas, lo bueno es que con el tiempo cada vez se hacen más populares, además, esta flexibilidad de la interfaz es uno de los aspectos claves para permitir que Windows 10 pueda funcionar en toda clase de dispositivos, ofreciendo una experiencia similar y una experiencia que es relativamente buena.

 

Pero, la gran mayoría señala que este sistema operativo de Windows 10 es algo “lento” lo que no gusta a ningún usuario ya que cuanto menos tiempo nos haga esperar un sistema operativo mejor se valorará, por lo que aquí detallo algunas apreciaciones para su mejor uso y para ello es preciso que….

  • Eliminemos programas en el arranque, estos que se encienden cada vez que tu enciendes tu dispositivo.
  • Cambia tus ajustes de potencia, estos vienen ya ajustados por la Microsoft por defecto pero si quieres acelerar tu dispositivo, tendrás que sacrificar esa potencia energética.
  • Borrar todas las animaciones y limita los efectos visuales.  Si bien estos mejoran el aspecto de Windows a cambio te relentizan el dispositivo por ello debes configurarlos eficientemente así:
    1. Pincha con el botón DERECHO del ratón en el menú Inicio de Windows y elige Sistema.
    2. Haz clic a la izquierda en el enlace Configuración avanzada del sistema. En la ventana que se abre pulsa el botón Configuración QUE ESTÁ MÁS ARRIBA.
    3. Sale una lista de los efectos visuales disponibles. Estos ajustes ayudan a mejorar la velocidad:
      • Dejar que Windows elija la configuración más adecuada para el equipo
        En principio es la opción más adecuada. Se supone que Windows adapta los efectos a la potencia de tu PC.
      • Ajustar para obtener el mejor rendimiento
        Es la opción que más lo mejora pero dejando el aspecto de Windows demasiado “desnudo”. Aunque tú decides si a ti te parece bien.
      • Personalizar
        Para elegir en la lista los efectos concretos que quieras dejar o no activados. Mantén habilitado por lo menos Suavizar bordes para las fuentes de pantalla. O el aspecto del texto será muy malo.
    4. Pulsa Aceptar en esa ventana y en la ventana a la que regresas.
  • Inicio rápido? Habilítalo o desactívalo.  Esto sirve para optimizar el sistema de manera que el arranque se haga más deprisa, partiendo desde el ordenador apagado. Windows la tiene activa por defecto, pero en algunos dispositivos puede provocar el efecto contrario al que debería tener. Para saber cómo te afecta, haz clic derecho sobre el botón de Inicio, y a continuación elige Opciones de energía. En el menú de la izquierda, busca Elegir el comportamiento de los botones de Inicio/Apagado. En la nueva ventana pulsa sobre Cambiar la configuración no disponible, y ya puedes marcar la función de Inicio rápido (si no está marcada ya). Recuerda guardar los cambios. Si la opción no aparece, es que la configuración de tu ordenador no la soporta. Si resulta que el inicio se vuelve de todo menos rápido, ya sabes lo que tienes que hacer.  
  • Gana espacio en tu disco duro, Windows y tus programas necesitan espacio libre en el disco para poder funcionar del mejor modo
  • Revisa y optimiza el disco que se va desordenando con el uso diario o al instalar programas o copiar archivos nuevos en él. Eso lo vuelve más lento. Aparte hay errores del disco que debes reparar antes de que se transformen en algo serio que te lleve incluso a perder tus cosas.
  • Actualiza los drivers, cada Windows necesita sus propios controladores para que tu PC, tu impresora u otros dispositivos funcionen bien, sin fallos por ello tener los drivers al día es importante siempre. Y puede ser incluso crítico si has cambiado de Windows actualizándolo a Windows 10. Y para actualizar debes saber que hay dos clases de controladores: los drivers para tu placa base (motherboard) y la de descarga controladores para tus dispositivos (impresoras, escáneres, webcams, etc.)
  • Windows al día, por muchas razones lo tenemos que tener actualizado por ello debemos siempre controlar, e instalar todas las actualizaciones disponibles en Windows Update. Más de una se orienta a aumentar la estabilidad y el rendimiento. A veces también corrigen problemas causados por actualizaciones anteriores que no han ido bien (puede pasar).
  • Comprueba tu Windows y repara archivos del sistema dañados, ya que podría ser la razón de todo tipo de fallos y de una lentitud general del equipo. La herramienta de ese enlace busca y corrige de forma automática problemas relacionados con un mala instalación/actualización de Windows o con archivos suyos estropeados.
  • Descarta problemas de la RAM y la memoria virtual porque los fallos de memoria hacen que todo funcione peor o que ni siquiera funcione.  Además debemos siempre intentar ahorrar memoria manteniendo abiertos sólo los programas o apps que de verdad se necesiten en cada momento. Lo ideal sería además ampliar la RAM de tu equipo poniéndole más.
  • Y ¿si esta infectado? de virus o similares casi siempre vuelven más lenta la conexión a Internet y el uso normal de tu dispositivo o equipo, entonces haz un escaneo completo con un buen antivirus para asegurarte de que estás limpio. D

Si por si acaso nada de esto tips han logrado que tu dispositivo sea más rápido con este sistema operativo, prueba reparar Windows 10 con sus diversos modos de reparación que ofrece y si no se resuelve el problema plantéate (si tu sistema operativo fue configurado por ti mismo) volver a tu windows anterior desde windows 10 si lo has actualizado a él. O acude a un servicio técnico especializado, para que revisen tu PC.

 

 

 

Anuncios

Un comentario en “¿PROBLEMAS CON TU WINDOWS 10?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s