¿QUIEN ES Y QUE HACE UN CONSULTOR EMPRESARIAL?

Un Consultor de empresas en un profesional que ofrece el consejo de experto y asesora a las empresas en un área determinada. Tiene una especialización muy exigente a nivel formativo, de conocimientos y capacidades como de habilidades personales, de relación y de comunicación con los demás, y/o cuenta con un know how importante y  experiencia, por lo que es generalmente es muy bien remunerado.  En la práctica se desarrolla para una Empresa o de forma independiente, brindando el servicio de asesoramiento a emprendedores, empresarios o empresas en diversos de temas de negocio.  Y para tener éxito en la consultoría de una empresa éste, deberá conocerla y analizarla a fondo investigando todos los elementos que la conforman como en el área del personal, material, métodos de trabajo, hábitos y procesos, condiciones laborales, horarios, lugar de trabajo, entre otros en donde ya identificados todos los agentes, procesos y factores, dará con el problema o la carencia para ponerles fin.

Ser Consultor es una buena opción en el desarrollo profesional, de hecho los mejores estudiantes siempre son captados por empresas consultoras para trabajar en sus compañías, dada la importancia Empresarial por su gran repercusión en los mercados y por ende en la sociedad mundial.

Esta es una profesión que de por si es muy exigente en todos los aspectos además de que quien la ejerza debe poseer habilidades personales especiales y constante preparación debido al gran incremento de la competitividad, productividad como del intenso proceso de internacionalización que diversifica los mercados empresariales con la que afrontar estos retos para lograr el objetivo sobre la marcha en el logro de un profundo cambio en los modelos de negocio, forma de operar, modo de hacer las cosas, apostando por la innovación y el talento de sus profesionales. 

Las Empresas de hoy por hoy para emerger en este mundo globalizado aprecian la gran necesidad de un profesional que lo inserte y lo lleve al éxito por lo que esto constituye  una gran oportunidad de desarrollo profesional en este campo, por lo que si acabas de terminar una carrera afín o eres un experimentado profesional empresarial esta es tu oportunidad.
Un consultor entre otras tiene las siguientes características:

  • Capacidad para Escuchar
  • Flexibilidad y Paciencia.
  • Objetividad e imparcialidad
  • Gran poder analítico
  • Gran generador de alternativas o planteamientos
  • Innovador y creativo
  • Experto en Comunicacón
  • Organizado y metódico
  • Gran seguridad de sí mismo
  • Saber trabajar en equipo
  • Proactivo
  • Inteligente emocionalmente
  • Empático
  • Lider

Dicho esto un buen consultor deberá tener formación universitaria, que en ocasiones puede suplirse con una amplia experiencia profesional en la profesión o especialidad elegida sin embargo más allá de los conocimientos específicos y pericia técnica, debes adquirir las cualidades y habilidades anteriormente mencionada y desarrollarlas de manera óptima.

jeffhaden_336x336_11526Según Jeff Haden, escritor, conferencista, gran influencer, editor y colaborador y autor de libros como El Mito de la Motivación nos dice que si bien “Contratar al consultor adecuado” es difícil, porque a menudo no hay un producto físico para evaluar y debemos aceptar en gran medida lo que dice un consultor, hay ocho frases que un buen consultor dice y se debe tomar en cuenta….
  1. “No lo sé.” A los consultores les encanta saber, es su trabajo como el de  proporcionar respuestas, especialmente las respuestas que la empresa no tiene pues caso contrario la empresa no necesitaría ayuda.  Un consultor dispuesto a decir: “No sé … vamos a resolverlo”, es más probable que adopte un enfoque de colaboración que alguien que pretende ser omnisciente.
  2. “LLevar a cabo este proyecto será un dolor mayor de lo que esperas”.  Todos los proyectos son perjudiciales, los mejores proyectos a menudo son muy perjudiciales ya que requieren de grandes cambios. Un consultor que minimiza esto es un inexperto. 
  3. “No podemos proporcionar una solución llave en mano”. ya que no hay soluciones llave en mano, a menos que el consultor proporcione equipos, hardware o aplicaciones simples, e incluso entonces, suele ser necesaria cierta cantidad de capacitación y modificación del proceso.  Siempre habrá más trabajo involucrado en su parte final de lo que se estima, de modo que cuanto más sepa con anticipación, mejor podrá planificar y más probabilidades tendrá de terminar dentro del presupuesto y a tiempo.
  4. “Todavía no entiendo los requisitos”. A algunos consultores les encantan los requisitos difusos porque los “malentendidos” o “brechas” crean un margen de maniobra más adelante. Los buenos consultores quieren saber tanto como sea posible; cuanto mejor comprendan sus expectativas, más fácil será cumplir esas expectativas.  El consultor que lo hace fácil por adelantado la tarea, es probable que lo haga realmente difícil al final… Los grandes consultores suelen volver loco al empresario buscando detalles desde el principio, y eso es algo bueno.
  5. “Puedes hacerlo por tu cuenta”. Los grandes consultores están dispuestos a señalar formas en que sus clientes pueden ahorrar dinero. Perder un poco de ingresos es mejor que perder clientes que se dan cuenta de que compraron servicios que no necesitaban. Los grandes consultores siempre intentan construir relaciones comerciales a largo plazo por ello su servicio a de ser óptimo.
  6. “Tu equipo me está diciendo algo diferente … arreglemos las cosas”. Lo que quiere y lo que quieren sus empleados (especialmente los usuarios finales) a menudo son dos cosas muy diferentes. Las listas de deseos de los empleados pueden ser realmente largas … y realmente rentables para un consultor.  El consultor que intente conciliar o resolver varias perspectivas y necesidades para que el alcance del proyecto esté claramente definido es lo mejor ya que un proyecto claramente definido protege.
  7. “Queremos volver a ver cómo va saliendo el proyecto o las cosas”. Todos los consultores se centran en la finalización exitosa del proyecto, el problema es que algunos sienten que la “finalización exitosa” significa “pago final” y no es realmente asi por lo que el buen consultor se debe preocupar por cómo resultó el proyecto, llamando cada tres meses para saber.  Lo que es excelente para la empresa, como para el consultor ya que la identificación de problemas lo ayudó a mejorar sus procesos.
  8. “No.” Rara vez un consultor puede proporcionarle todo lo que solicita por el precio y el cronograma que se plantean, “No” es decepcionante, pero a menudo es la respuesta que más necesita escuchar un empresario desde el principio. Decir siempre que si de parte de un consultor cuando se antepone un no es engañar.  por ello muchos consultores trabajan en el principio de “acordar ahora, modificar más adelante”. Aveces resistirse puede representar perder un cliente en favor de otro consultor que quiza no tenga la misma opinión,… o los mismos escrúpulos. 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Creando Oportunidades

A %d blogueros les gusta esto: